Cocina con poco salero

LA COCINA DEL CLUB


COCINA CON POCO SALERO

El consumo de sal debe ir disminuyendo poco a poco, de tal forma que el paladar se vaya acostumbrando.

  • Utilice menos sal cuando cocine y no ponga el salero en la mesa.
  • Para aumentar el sabor de las comidas utilice zumo de limón, pimienta u otras especias.
  • Utilice aceite de oliva.
  • Use productos bajos en sodio.
  • No abuse de los alimentos en los que se utilice gran cantidad de sodio al ser procesados, como las conservas y los precocinados.
  • Evite el consumo de carnes saladas o ahumadas, como la panceta, el jamón y los embutidos.
  • En los restaurantes elija la comida que más se ajuste a estas recomendaciones.
  • Lea las etiquetas con atención, algunas indican la cantidad de sodio que contiene cada ración.
  • Pida comidas cocinadas con bajo contenido en sal.
  • Si en su caso en particular fuera imprescindible una mayor restricción del consumo de sal, es necesario utilizar una sal potásica o magnésica en lugar de sal común.

Una buena manera de acostumbrase a tomar alimentos bajos en sal es utilizar ésta una vez que el alimento está en plato y no antes. De esta forma conseguirá que las papilas gustativas se estimulen rápidamente al contacto directo con la sal y así no notará que la comida esta cocinada sin ella. Pero recuerde: la cantidad de sal común que usted puede usar para todas las comidas del día no debe sobrepasar 1,5 g. (la sal que cabe en un dedal).