Consejos cardiosaludables - hábitos tóxicos

CONSEJOS CARDIOSALUDABLES

HÁBITOS TÓXICOS

TABACO

¿Hay que dejar de fumar?

Dejar de fumar y particularmente si es usted hipertenso es una de las medidas más inteligentes que puede tomar si desea proteger su salud.

El tratamiento antihipertensivo en los pacientes que fuman es menos eficaz y los problemas asociados a la hipertensión son más importantes y frecuentes en fumadores que en los que no lo hacen.

¿Existe ayuda para dejar de fumar?

En la actualidad se dispone de un buen arsenal de medicamentos que ayudan a dejar de fumar, desde los chicles y parches de nicotina, hasta fármacos que controlan la ansiedad y las ganas de fumar como el bupropion y la vareniclina.

Su médico puede ayudarle.

Consejos para dejar de fumar

  • Empiece el día haciendo ejercicio respiratorio en un lugar bien ventilado.
  • Evite pensar que no va a fumar nunca. Simplemente decida que hoy no va a fumar.
  • Las ganas de fumar no son eternas, al contrario, desaparecen al cabo de poco tiempo.
  • Respete esta decisión cada vez que tenga deseos de fumar.
  • Durante el día beba mucha agua y zumos de frutas, preferentemente naturales.
  • Olvide, por ahora, las bebidas que habitualmente acompañan al tabaco como el café, el alcohol, siempre pensando que será por poco tiempo.
  • Altere sus rutinas para no caer en el consumo de tabaco asociado a gestos: salga de paseo, coja el teléfono con un bolígrafo en la mano, lávese los dientes justo al terminar de comer...
  • Evite ambientes donde se fume, sobre todo los primeros días.
  • Cuando el deseo de fumar parezca irresistible, relájese, inspire profundamente, retenga el aire el máximo tiempo posible y suéltelo lentamente. Hágalo despacio y pensando en lo que está haciendo.
  • Si siente una necesidad imperiosa de encender el cigarrillo, piense que esto sólo durará unos instantes y cada vez será más controlable. Mire el reloj y espere un minuto, así comprobará que la necesidad desaparece.
  • Puede "picar" algo. Para evitar el aumento de peso debe ser algo bajo en calorías: fruta, chicle sin azúcar...
  • Intente comer racionalmente evitando grasa, dulces e hidratos de carbono, porque es cierto que algunas personas engordan al dejar de fumar. El aumento medio de peso un año después de dejar el tabaco es de 2-3 kg, en parte porque se come más y en parte a causa de alteraciones transitorias en su metabolismo.

No ceda nunca, ni siquiera en un cigarrillo. Empezará con uno y volverá a fumar como antes.

ALCOHOL

¿Es saludable beber una copa de vino en la mesa?

El vino en pequeñas cantidades no es nocivo. Un vaso o dos contribuye a un buen equilibrio alimentario y puede llegar a ser un placer.

¿Eleva la presión arterial el consumo excesivo de alcohol?

Beber alcohol en exceso aumenta la tensión arterial, pero este efecto no se manifiesta si las cantidades de alcohol son moderadas.

¿Reduce el alcohol el efecto antihipertensivo de los fármacos?

El exceso de alcohol disminuye la eficacia de algunos fármacos antihipertensivos.

CAFÉ

¿Es nocivo el café?

Existe la creencia de que la ingesta de café está asociada a la elevación de las presiones arteriales y que el hipertenso no debe ni siquiera probarlo. Sin embargo, no parece que el consumo de cantidades moderadas de café, no más de tres tazas diarias, se asocie a elevaciones de la presión arterial.

No obstante, si usted es especialmente nervioso, el consumo tanto de café como de té u otros excitantes, en general, le puede ser perjudicial, sobre todo si su presión arterial no está bien controlada.



Deje de fumar