Mitos en hipertension arterial

MITOS EN HIPERTENSION ARTERIAL



No soy hipertenso, mi presión es nerviosa.” El estrés o “los nervios” pueden elevar la presión arterial en momentos determinados pero no son causa de
hipertensión establecida. En una persona sana las cifras se elevan poco y rápidamente vuelven a la normalidad. Sin embargo, los hipertensos presentan
alteraciones de las paredes arteriales, lo que provoca que reaccionen de forma exagerada a las situaciones de estrés con elevaciones importantes
y mantenidas de la presión arterial.